Cuidado de la piel prenatal: Cómo reducir el paño

Durante el embarazo se presentan muchos cambios imprevistos, especialmente cuando se trata de la piel. Cuando estás embarazada, las hormonas que se disparan por las nubes pueden provocar una variedad de afecciones cutáneas no deseadas y si ese «resplandor» del embarazo que te prometieron se ha visto eclipsado por una pigmentación desconcertante, no eres la única. Según la revista Parents, más del 50% de las futuras mamás experimentan un oscurecimiento de la piel durante el embarazo.