fbpx

Revisión del spa: One & Only Ocean Club Bahamas

A sólo cien millas de la costa sur de Estados Unidos, en Florida, entre el Atlántico y el Caribe, hay un archipiélago dentro del cual se encuentra Ia Isla Paradísiaca Nassau. A lo largo de los siglos, esta pequeña tierra ha resguardado al mundo de piratas, contrabandistas de ron, esclavos emancipados y amantes fugitivos. Ahora, bajo cielos increíblemente azules y rodeada por las aguas más increíblemente claras además de playas de arena perfecta, es un destino vacacional de primera clase con un enfoque creciente hacia el bienestar humano.

 

El spa One&Only, Ocean Club, ha logrado una agradable sinergia entre las históricas y coloniales Bahamas, compaginado con las tradiciones asiáticas de inspiración balinesa. La elegante zona de recepción del spa se encuentra en la parte del edificio perteneciente al vestíbulo original del hotel, con sus suelos de mármol y paredes revestidas con paneles de madera pintada de blanco, es fácil imaginarse a los ricos y famosos de los últimos 50 años pasando por las pesadas puertas de teca.

En medio de los jardines tropicales adyacentes, se encuentran ocho instalaciones de spa privadas, adecuadamente equipadas con una piscina de hidroterapia donde los huéspedes pueden elegir entre una selección de rituales de baño, incluyendo leche y miel así como desintoxicación oceánica e incluyen una variedad de pétalos de flores frescas locales como jazmines, fresias y rosas. Cada terraza del jardín ofrece un diván  y sillones cómodos donde al huésped se le presenta una ceremonia balinesa del té, seguida de una selección de suntuosas frutas de la isla.

 

La terapia Aromastone (Aroma y rocas) comienza con una suave limpieza de los pies, enseguida se eliminar las toxinas del cuerpo utilizando un exfoliante a base de cactus, sobre aceite de arroz orgánico, rico en vitamina E. Después de esto, procedemos a aplicar un hermosamente ligero aceite de palisandro/palo de rosa como base para la infusión de calor por medio de piedras calientes, liberando así los músculos de la tensión. Un gel refrescante sirve como un relajador muscular fantástico para completar la experiencia, junto con una almohadilla de lavanda para los ojos, para extender la relajación.