fbpx

La revista para el spa y bienestar en México, el Caribe y América Latina

Una Experiencia de Bienestar: Careyes

Careyes, simbolizado por el signo de interrogación que está sobre su nombre, es un enigma para aquellos que aún no han descubierto los 5000 acres de selva, manglares, playas y acantilados que se extienden en un tramo de 12 km de la costa del Pacífico en el estado de Jalisco. Junto con el signo de interrogación, un signo de exclamación simboliza el factor sorpresa que sienten los huéspedes y residentes cuando descubren la esencia de este ecoresort que se compromete a limitar su desarrollo al 4% del terreno, asegurando la preservación de este entorno y paisaje cautivador.

Al entrar a El Careyes Club & Residences, los huéspedes son recibidos con la primera de muchas vistas impresionantes, una oportunidad perfecta para tomar fotos o simplemente apreciar la arquitectura moderna teniendo como escenario de fondo el extraordinario paisaje de la costa del Pacífico. Las influencias arquitectónicas mexicanas y mediterráneas combinan colores vibrantes y una artesanía única, con suites y penthouses ubicados alrededor de la bahía, donde el atardecer tardío ofrece espectaculares vistas del ocaso con tonalidades naranjas, rosas y púrpuras que iluminan el cielo.

Ubicados a un lado del Club Careyes, casitas y bungalós de colores brillantes se intercalan en la ladera con balcones llenos de hamacas y desbordantes de flores de buganvilla. Los caminos de adoquines artesanales se interceptan con las residencias para disminuir el calor que se desprende al producir asfalto. Conscientes del impacto ambiental, las casitas y villas de Careyes maximizan la brisa del océano y la ventilación cruzada para reducir el uso de aire acondicionado; la iluminación exterior también se limita por la noche para conservar energía y evitar la contaminación lumínica; una consideración esencial para las tortugas que llegan a anidar a las playas.

Asombro y fascinación

Se ha demostrado que los momentos de asombro tienen un efecto profundo en nuestra salud, bienestar y en el nivel de felicidad. ¡En Careyes, estos momentos son abundantes! ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo tan estimulante que tu pulso se aceleró y encendió el deseo de vivir? Cruzar el puente de cuerda desde la Casa Mi Ojo fue una de esas actividades. Aunque lógicamente sabíamos que era seguro, la sensación de caminar sobre simples tablas delgadas de madera, atadas muy por encima de rocas irregulares y acantilados hace que tu corazón suene casi tan fuerte como las olas rompiendo a cientos de metros debajo.

La majestuosa Copa del Sol se sitúa en la península saliente de Punta Farallón, soñada por Gian Franco Brignone, el fundador de Costa Careyes, y finalmente construida en 2006. La Copa del Sol de hormigón armado de 10 metros de alto, se extiende por 27 metros de diámetro y se dice que simboliza lo divino femenino, mientras lo divino masculino es representado por la estructura ‘piramidión’ ubicada dentro de una cueva a poca distancia.

Tigre del Mar, el más grandioso de los ‘castillos oceánicos’ en Careyes, ofrece a los huéspedes vistas panorámicas del océano, una palapa comedor con vista a la costa, una playa privada y una gruta subterránea. Adornando la terraza frente a la amplia piscina infinita junto al acantilado, se sitúa un laberinto que replica el diseño que se encuentra en la catedral de Chartres, Francia. Camina con atención por la vereda mientras piensas en algo que te gustaría liberar, antes de llegar al centro, recuerda algo que te gustaría manifestar mientras recorres con atención la vereda de regreso. Una segunda piscina presenta un impresionante mirador circular al mar, ubicado en una impresionante pared turquesa, icónica de la propiedad.

Casa del Tres Mil, alberga una biblioteca de piso a techo, donde se encuentra actualmente el meteorito Careyes. Una escalera gigante de madera descansa afuera de la propiedad ofreciendo tequila y mezcal para dar la bienvenida a ‘seres de otro mundo’ ¡en caso de que visiten la Tierra!

Bienestar en Careyes

Con el bienestar en primer lugar de la mente de todos últimamente, y la ocupación y venta de residencias aumentando mientras las personas buscan sumergirse en la naturaleza y escapar de las grandes ciudades debido a la pandemia, Careyes lanzó un programa de visitas de profesionales del bienestar que ofrece a huéspedes y residentes una variedad de actividades como acroyoga, breathwork, meditación, sanación con sonido, espiritualidad y prácticas de conexión con la tierra y la naturaleza.

Fui afortunada de practicar yoga y acroyoga, una de mis pasiones, con el talentoso Andrew Sealy durante mi estadía. El yoga ofrecido es adecuado para todos los niveles e incluso la clase de acroyoga fue perfecta para principiantes, todos los asistentes aceptaron el reto y ‘volaron’ en la postura del pájaro mientras adoptaron confianza y valentía.

Copa del Sol, una maravilla visual y acústica, ofrece el escenario perfecto para ceremonias de sanación con sonido en Careyes. Acostada en la suave pendiente de la Copa al anochecer, el calor del concreto se filtra a través del tapete de yoga junto a la sinfonía de cuencos, tambores, campanillas, cuernos, flautas (¡e incluso plumas que se baten en el aire!) mientras el sanador local, Daniel Pardo, practica su arte, es algo que no olvidaré.

La entrenadora de bienestar espiritual e instructora de yoga, Niki Trosky, ofrece una variedad de experiencias en Careyes. Relájate bajo la mirada de la estatua de la madre María, escondida a un lado de la plaza Careyes con restaurantes, boutiques y un mini cine, mientras Niki guía una meditación de encarnación femenina estilo yoga nidra, acompañada en vivo por la vocalista Savanna Jones Martin, cuyos tonos armoniosos lograron inducir una reacción emocional en cada uno de nosotros en la ceremonia.

Una variedad de masajes están disponibles in situ en El Careyes Club, además de rituales de baño de barro que se realizan en la playa, y ceremonias de Temazcal dirigidas por chamanes locales. Se están realizando emocionantes planes para una instalación completa de spa en Careyes, y traerá una oferta nueva y dinámica a las experiencias de bienestar disponibles.

Fundación Careyes

La Fundación Careyes, iniciada en 2013, lidera programas de desarrollo comunitario en once aldeas aledañas, llegando a más de 7,000 personas; sin embargo, la comunidad Careyes ha trabajado por más de 35 años para proteger a la población de tortugas marinas, habiendo liberado a las de 1.7 millones de tortugas marinas recién nacidas al océano y protegiendo las áreas de anidación de tortugas. La fundación también produce libros de trabajo inglés-español específicamente diseñados para niños en edad escolar de zonas rurales de la región, donde los profesores imparten lecciones a más de 1,000 niños en doce escuelas locales.

www.careyes.com

Por Sara Jones, Editora

Fabiola
Author: Fabiola