Chable Resort & Spa

 

Hace poco tuve el placer de pasar unos días en el recién inaugurado Chablé Resort and Spa. Está ubicado a unos 15 minutos en automóvil del aeropuerto de Mérida o a tres horas y media en automóvil viniendo de Cancún o Playa del Carmen. El Chablé se encuentra en el pequeño pueblo yucateco de Chocholá.


Al ingresar en los terrenos del complejo, los cuidados céspedes y las líneas de cactus henequeneros reciben a los huéspedes en su camino hacia el pequeño edificio de recepción. Una exhibición de artefactos tradicionales del área decora las paredes de la recepción; cuerda de henequén, hilo de tejer, velas, máscaras y herramientas de apicultor son los elementos que componen la escena.


Este complejo de 3,000 km2 incorporó las ruinas del edificio original de la hacienda siempre que fuera posible. Las áreas recién construidas y las ruinas renovadas de la hacienda están decoradas teniendo en mente las comodidades modernas. Aunque mi visita fue durante el mes de agosto, el más caluroso del año, el calor no era demasiado insoportable debido al entorno estilo jungla que me rodeaba y la abundante cobertura de árboles. Las noches eran más frescas de lo esperado y era agradable sentarse al aire libre.


Las 38 casitas espaciosas del Chablé cuentan con una piscina pequeña privada, una zona de estar al aire libre, tumbonas y una hamaca. Escoge entre una cama tamaño king o 2 camas tamaño queen, todas poseen una sala de estar, televisión, vestidor y un amplio baño. El lavamanos con dos lavabos y la ducha doble dan hacia al frondoso follaje de la jungla, mientras que la ducha lunar te permite bañarte afuera, rodeado por la naturaleza.


Las dos villas privadas en el Chablé, la Royal y la Presidential, permiten que grupos o familias permanezcan juntas en una casa de 3 recámaras lejos de casa, ofreciéndoles lujo y comodidad. La construcción moderna se combina con muros coloniales existentes de la estructura original de la hacienda. La villa Royal cuenta con una piscina privada de 1500 pies cuadrados, jacuzzi, amplia terraza, cabina de spa privada y sala de fitness así como sala multimedia y áreas de comedor interior y exterior.


El spa del Chablé está construido alrededor de un cenote antiguo, con las 12 suites de tratamiento individuales y la suite para parejas con vistas al agua sagrada, rodeadas por la verde vegetación. El área de hidroterapia comprende una sala de sauna, un baño de vapor con áreas de asientos individuales, una sala de sal, duchas de sensaciones, una sala de flotación, inmersión en frío, jacuzzi y chorros de hidroterapia. Estos están separados para huéspedes masculinos y femeninos, aunque las parejas pueden disfrutar en el área mixta de jacuzzi y piscina.


Frente a la zona de recepción al aire libre, hay una piscina poco profunda con baldosas del bosque petrificado que conducen hacia la estructura mística de caracol. El caracol es un símbolo icónico en la cultura maya. Es aquí donde el chamán realiza rituales de limpieza con hierbas autóctonas y resina sagrada de copal; preparando la escena para un viaje de spa holístico de tu elección inspirado en los mayas. Recomiendo que pruebes el tratamiento Árbol de la Vida (que se realiza a cuatro manos), pues con este tratamiento rítmico se equilibra y se crea calma interior y estabilidad a medida que dos terapeutas trabajan en sincronía para alinear el cuerpo, la mente y el alma.


El restaurante del spa se enfoca en la nutrición saludable y ofrece cuatro comidas prediseñadas y balanceadas, cada una con cuatro tiempos. Escoge entre productos sin gluten, sin lactosa, veganos o tradicionales y aprovecha las opciones de leche de soya y almendras, panes sin levadura, miel cruda sin procesar para reemplazar el azúcar —todo con un mínimo de sal. Un extenso menú de jugos y extractos vegetales ricos en enzimas además de una variedad de tés representan el acompañamiento perfecto para tu comida saludable en el spa.


El resort ofrece un programa diario de actividades de bienestar, cuyos detalles para el día siguiente se entregan en cada casita o villa por la noche. Participa en una sesión de meditación matutina, una clase de yoga, un recorrido en bicicleta por la propiedad, una sesión grupal en el gimnasio, una ceremonia de agradecimiento o una clase personalizada para hacer bolsas de hierbas.


La cocina que se sirve en el Chablé es mexicana con muchos giros modernos; desarrollada por el mundialmente reconocido chef Jorge Villegas en conjunto con el chef ejecutivo del complejo Chablé, Luis Ronzón. Ixi'im, que significa 'maíz' en maya, es el restaurante de alta cocina del Chablé; entre sus opciones destacadas están el cochinillo sin pelo y el tartar de ciervo para quienes gustan de consumir platillos a base de carne. El restaurante también cuenta con la colección de tequila más grande del mundo, una impresionante variedad de botellas que representa un añadido a la decoración y al ambiente del Ixi'im. El restaurante Ki'ol, que significa 'saludable' en maya, es una opción

 

www.chableresort.com

 

 

 

 

Royal Suite Chable

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.